Parte del tiempo en Cataluña

Pablo Planas

La información meteorológica es una de las señas de identidad de TV3, la inevitable marca de todo lo auténticamente catalán. El parte del tiempo en el canal autonómico es la propaganda política elevada a la categoría artística. Pura ficción, pero no en las predicciones, que también, sino en el relato y en los mapas, que son de los países catalanes, con las Baleares y la Comunidad Valencia en su totalidad. Según se mira de frente el plano, a la izquierda no hay nada, las tinieblas, una gran cascada, acaso las columnas de Hércules y seguro el Finisterre.

En más de treinta años de existencia de la televisión pública catalana, todas las tormentas, ciclogénesis, borrascas, anticiclones y granizadas que han barrido la península ibérica llegaron a tierras catalanas vírgenes de toda influencia hispano-lusa, procedentes de remotos puntos de un planeta en el que no existe España, ni como Estado ni como mero accidente geográfico.

Así las cosas, que los partes para el Doce de Octubre predijeran el diluvio universal localizado en la Plaza de Cataluña de Barcelona, a la misma hora que la concentración "unionista", es directamente lo de menos. De hecho, en Cataluña siempre hace buen tiempo. El encargado de semejante milagro es uno de los hermanos de Felip Puig, Oriol, implicado en la gestión no sólo de las nubes sino de negocios bajo sospecha al pairo del pujolismo. Y ahí sigue, al frente del negociado de los chaparrones, una de esas "estructuras de Estado" que es el Meteocat, y cuesta un congo.

Después de tanto tiempo y tanto TV3, el lavado de cerebros ha llegado a tal extremo que hay camarógrafos de la mencionada televisión que van a trabajar vestidos de uniforme; esto es, con la camiseta amarilla oficial de la manifestación de la V, que es al separatismo lo que la cruz gamada a Berlín 1939. Tal ofensa a la imparcialidad, la objetividad y el buen gusto se perpetra con alegre desparpajo, de tal modo que no resulta en absoluto extraño que si Oriol Puig, hermano del mejor amigo del primer hijo de Pujol, dice que el 12 de octubre de 2014 va a llover en Barcelona, en TV3 una caterva de periodistas amarillos se lo crea y lo difunda. Puede que no les haga falta ni una orden por escrito.

A continuación