Las mujeres de Podemos y Cuba

Pablo Planas

¿Qué pensarán Pedro Sánchez, su ministro de Exteriores y las dirigentes de Podemos de las fotos de los matones castristas desfilando por La Habana con palos? El régimen tiránico y corrupto ha sacado a sus perros de presa a la calle, los batallones de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) que inspiraron al cívico y pacífico separatismo catalán. Se pasean amenazantes por las calles mientras otros sicarios detienen a periodistas y blogueros por contar lo que pasa.

Se han llevado por delante a la corresponsal del ABC, Camila Acosta, y lo único que se le ocurre al nuevo ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, es un tuit blandengue, amorfo e inmoral:

¿Pero qué clase de excrecencia es esa? ¿Qué pasa, que como le acaban de hacer ministro todavía está de resaca? Han detenido a una periodista por informar para un medio español de lo que sucede en Cuba y el ministro despacha el caso con un tuit. Estamos apañados. ¿Cómo es posible que no se llame a capítulo al embajador cubano? ¿Cómo es que no se amenaza con sanciones económicas? ¿Cómo es que a estas alturas la periodista no está liberada y a salvo?

Al tiempo, Sánchez, su nueva portavoz y los miembros del Gobierno hacen malabares para no decir que el régimen cubano es una dictadura pura y dura, además de comunista, donde son capaces de detener en directo a una actriz conectada con una televisión española. Es el caso de Dina Stars, a la que se llevaron los gorilas de Díaz-Canel, el mandadero de Raúl Castro, y de la que no hay noticias todavía.

¿Algo que decir, Ione Belarra? ¿Ningún comentario, Irene Montero? ¿Silencio sin más, Yolanda Díaz? Se conoce que no hay sororidad que valga con Camila ni con Dina. Es francamente inaudito que Podemos apoye al régimen castrista. Tanto como que el PSOE no lo condene. Nuestro Gobierno es la vergüenza de Europa, una vergüenza y un ridículo perfectamente expresados en el miserable comunicado del Ejecutivo que habla de la caída del turismo en Cuba.

¿Cómo nos van a tener ningún respeto? Rabat se nos ríe a la cara y La Habana nos ríe las gracias mientras Albares, Sánchez y las ministras contemplan impasibles el rapto de una periodista del ABC. Hasta puede que las de Podemos aplaudan en su fuero interno que hayan silenciado a Camila Acosta. Mientras tanto, la gente de Cuba se pasa la consigna "Patria y Vida". El régimen caerá. Y Zapatero, Sánchez y las de Podemos no podrán sostener la mirada de los cubanos libres.

A continuación