El negocio del deporte

Zapatones y zapatazos

Juan Manuel Rodríguez
Eso de que dependamos de nosotros mismos para lograr la clasificación para el Mundial de Alemania, lejos de ser una ventaja, como asegura la mayoría de los encuestados, constituye, desde mi modesto punto de vista, un notable inconveniente, un perjuicio considerable. ¿La FIFA no podría dejarnos depender de Brasil, aunque sólo fuera un ratito? ¿Y si lo dejáramos todo en manos de los italianos, que llegaron al Mundial de España como "tapados" y terminaron venciendo a Alemania en aquella apoteósica final? No soy partidario de dejar nada a la improvisación. Si yo fuera Ángel María Villar, nacionalizaría por la vía rápida a la selección de Argentina, antes de que los nuestros lo estropearan todo. Porque el desastre acontece precisamente cuando dependemos de nosotros mismos. Así viene sucediendo desde que el fútbol es fútbol y nosotros tenemos selección. Lejos de animarme, lo dicho por "Zapatones" me inquietó absolutamente: "lo bueno es que ahora dependemos de nosotros mismos"... "¡Houston, Houston, tenemos un problema!"...
 
Por otro lado, José María del Nido advirtió el jueves por la noche en un acto organizado por la peña sevillista "1905" que el club dará "un zapatazo en el fútbol nacional" si Javi Navarro es sancionado por el codazo que propinó a Juan Arango. Con su táctica, Del Nido está acorralando al Comité de Competición. Todo el mundo deduciría que, si la justicia deportiva dejara ahora sin sanción la espantosa "llave inglesa" de Navarro, estaría en realidad cediendo al vulgar chantaje del Sevilla. El único "zapatazo" que se ha producido en toda esta historia se lo llevó el otro día Arango, y estuvo en un tris de costarle la vida. Quizás lo que esté buscando Del Nido sea justamente que le castiguen para convertirse así en el nuevo héroe local, en el todopoderoso "Sevillistaman".
Salva Ballesta dio en el clavo el otro día al afirmar sin ambages que él castigaría a Navarro. Punto. Después de hablar con el corazón, el delantero del Atlético de Madrid se lo pensó mejor y volvió a hacerlo con la cabeza. Dice Del Nido que "rectificar es de sabios"... ¿Y qué adjetivo se le puede aplicar a alguien que rectifica estando en lo cierto?... Salva rectificó por miedo a que sus palabras fueran mal interpretadas por los aficionados sevillistas, pero el Sevilla Fútbol Club debe ser mucho más que Javi Navarro, Del Nido o Caparrós. Salva optó por la diplomacia. El sabrá...
A continuación