El negocio del deporte

¿Más inocentadas?

Juan Manuel Rodríguez
Hay algunas inocentadas que, más que inocentadas, son puñaladas dirigidas directamente a la yugular. Por ejemplo, la del diario "As" que titulaba así:
"Sacchi pide recuperar a Eto'o. El Madrid ofrecerá al Barcelona a Owen, Samuel, Woodgate y dinero". Luego, en páginas interiores, dicen que "el italiano considera básico que el Samuel bueno vuelva al Madrid". La inocentada-puñalada de Tomás Guasch encierra un par de verdades como auténticos puños. La primera: fue un error deportivo de incalculables consecuencias que Florentino Pérez permitiese que Eto'o acabara jugando en el máximo rival madridista. La segunda: Eto'o sólo vale más que Woodgate y Samuel juntos; de esa lista elimino a Michael Owen que está aprovechando los minutillos que le regala graciosamente Mariano García Remón, el gato que está triste y azul. Pensaba que la recalificación de Mestalla sería otra broma macabra, pero no, es cierto. Lo digo porque Jaime Ortí fue uno de los paladines que cabalgaron al frente de aquella campaña contra la recalificación de los terrenos de la ciudad deportiva del Real Madrid.
 
Hoy callan Superdeporte, Sport o Mundo Deportivo. Lo que antes suponía una clarísima desestabilización del campeonato es ahora "un nuevo horizonte abierto de par en par para el valencianismo". Soler ingresará por esa operación trescientos millones de euros en las arcas del club. ¿Quién alza ahora la voz? ¿Dónde está Ortí que no le veo? Por cierto que los socios del Valencia que demandaron al árbitro Fernando Teixeira Vitienes por considerar que tuvo una actuación negligente contra el equipo valenciano piensan ahora pedirle a la Federación que el cántabro no arbitre el derbi frente al Levante precisamente por haber pendiente un pleito contra él. Eso es lo que me gusta, que reine la cordura en el fútbol español. ¡Que todos los socios de clubes del mundo pleiteen contra aquellos árbitros que piensen que les han perjudicado!... ¡Que no acaben los pleitos!... ¡Y que no vuelvan a arbitrar jamás!... ¡Recurramos a la vieja teoría de traer árbitros de Alemania e Inglaterra!... ¿Será otra inocentada?
 
Posdata autonómica: Me voy rápidamente a casa porque no quiero perderme el apasionante Valencia-Bulgaria. Y mañana más: Cataluña-Argentina, Andalucía-Malta, Euskadi-Honduras y Navarra-Marruecos. ¡Qué espectáculo, no sé si podré aguantarlo!
A continuación