El negocio del deporte

Le quedo muy agradecido a Ronaldinho por su gol

Juan Manuel Rodríguez
"Tenemos que agradecerle a Puyol que esté con nosotros esta noche", comenta muy convencido el periodista de Televisión Española tras la eliminación del Barcelona en la Champions League... ¿Por qué? ¿Por qué debemos agradecerle a Carles Puyol que esté con "nosotros"?... ¿Y quiénes somos "nosotros" en realidad?... ¿El "nosotros" del comentarista se refiere sólo a "ellos", a la tele pública, al Ente, o se refiere a un "nosotros" más amplio, se refiere a todos los telespectadores que en ese preciso instante sintonizamos La 2?... Yo no tengo nada que agradecerle a Puyol, salvo sus incansables galopadas por el campo. Y sobre todas las cosas, como aficionado al fútbol, he de agradecerle su gol a Ronaldinho. Si el colega televisivo hubiera dicho "tenemos que agradecerle a Ronaldinho su gol", ahí sí que no podría haber estado más de acuerdo con él. Pero, ¿agradecerle a Puyol que responda a un par de preguntas?... No y mil veces no. Es más, si no quiere que no responda.
 
A Mourinho le salió redonda la jugada. Metió presión al italiano Pierluigi Collina y éste no vio la clara falta de Carvalho sobre Valdés en el 4-2 logrado por Terry de cabeza. El entrenador portugués consiguió situar el partido donde él había querido desde que Chelsea y Barcelona quedaron emparejados en los octavos de final de la competición. Mourinho fue más práctico que Rijkaard: habló mucho antes y lo hizo también durante; después, ya clasificado para cuartos, se limitó a dar brinquitos compulsivos por Stamford Bridge, abrazándose con sus jugadores y celebrando la victoria. Esto servirá de experiencia a los entrenadores que, en un futuro próximo, vayan a verse las caras con el explosivo portugués.
 
El Barcelona fue mejor, pero se clasificó el Chelsea. Y el "palo" a los culés es superior al que pueda sufrir el Madrid. ¿Por qué digo esto?... Los aficionados merengues tienen la impresión de que se está deshaciendo la casa, mientras que los azulgranas esperaban mucho de su equipo, lo esperaban todo en realidad. Ahora sólo les queda la Liga. Por cierto: Eto'o dijo que "un pobre desgraciado" le había llamado "mono"... Espero que Downing Street salga inmediatamente al paso de esta clarísima provocación con tintes racistas. Y que intervenga la UEFA. Y la FIFA. Y el Tribunal Internacional de La Haya...
A continuación