El negocio del deporte

Historias del Royphnol

Juan Manuel Rodríguez
"Bilardada": César Luis Menotti, el enemigo público número uno de Carlos Salvador Bilardo, dijo un día, refiriéndose al "narigón", lo siguiente:"Miren si será generoso el fútbol, que a Bilardo lo sacó de la medicina". Bilardo arrastra tras de sí un largo historial de trucos sucios, golfadas futbolísticas y marrullerías varias, algunas de las cuales, como el famoso "¡pisálo, písálo!", fueron recogidas por las cámaras de televisión; los realizadores eran conscientes de que, con Bilardo en la banda, el show estaba garantizado. De Bilardo se comenta también que, cuando era futbolista, escondía alfileres en las manos para pinchar a los contrarios. Alfredo di Stéfano, otro argentino en el más amplio sentido futbolístico de la palabra, solía recomendar a sus compañeros que al enemigo no se le ofreciera ni el agua del grifo. Ahora, catorce años después del Mundial de Italia, Bilardo ha reconocido que hizo "trampitas" en el partido de octavos de final que enfrentó a Argentina con Brasil... ¿Y a qué se refiere Bilardo con eso de hacer "trampitas"?... El seleccionador argentino ha confesado que mandó introducir tranquilizantes en botellas de agua para ofrecérselas a sus rivales. El masajista Miguel di Lorenzo puso Royphnol (usado en medicina psiquiátrica) en una botella de agua y se la ofreció a Branco y compañía. Sebastiao Lazaroni, que por aquel entonces dirigía a Brasil, ha pedido una sanción que castigue como es debido la trampita de Bilardo.

"Luxemburguina": Nunca es triste la verdad, lo que no tiene es remedio, canta Serrat. Ahora que el Valladolid ha eliminado al Real Madrid de la Copa del Rey -¡y con Gravesen de titular!- Vanderlei Luxemburgo va a tener tiempo, por fin, para preparar como es debido la Liga y la Champions. El entrenador brasileño tuvo seis minutos épicos, pero ahora lleva trescientos sesenta soporíferos. ¿Se le secó la flor al hombre de la "W"?...
 
Por cierto, ¿cómo es posible que Roberto Carlos culpe a los Arbeloa, García o Jurado de "falta de apetito" cuando los "galácticos" llevan año y medio en huelga de hambre? ¿O es que quizás el organismo de estos "cracks" genera de forma natural el Royphnol que Bilardo quiso enchufarles a los cariocas?... El más listo de todos es Gravesen que le echa la culpa al empedrado: "el estado del campo es lamentable, es difícil jugar así"... ¡Pues a Xavi Moré no le resultó tan difícil tenerse en pie!
A continuación