El negociodel deporte

"Figazo" desde Italia

Juan Manuel Rodríguez
Luis Figo afirmó con vehemencia el otro día desde Italia que él sería ahora mismo titular en este Real Madrid. Yo así también lo creo. Figo siempre puso a buen recaudo su dignidad como futbolista y cuando vio que le querían jugar una mala pasada optó por cambiar de aires. En la entrevista concedida al diario Marca habla también de su "estabilidad familiar" y dice que una persona jugó con ella en dos ocasiones. Lo más cómodo para Luis, que es un jugador honesto, habría sido permanecer en Madrid cobrando una "morterada" y sentadito en el banquillo, pero eligió seguir poniendo las cosas en su sitio. De todas formas, ¿cuántos futbolistas y no futbolistas encontraríamos dispuestos a poner en cuarentena durante cinco años su estabilidad familiar por cinco mil millones de pesetas?...
 
Lo más duro, sin embargo, lo tenía reservado Figo para Luxemburgo. No creo que el portugués pueda alegar una mala interpretación de sus palabras. Dice Figo que en el Real Madrid hay una persona que hace las alineaciones, y esa persona no es precisamente Vanderlei Luxemburgo. Hace bien poco Silvio Berlusconi, presidente del Gobierno italiano y máximo accionista del Milán, no se escondió a la hora de decir que él hacía las alineaciones de su equipo: "Esta mañana me han pasado la revista de prensa deportiva y se habla del Milán de Sacchi, de Zaccheroni y de Ancelotti, pero nunca del Milán de Berlusconi. Sin embargo, soy yo quien desde hace dieciocho años hace las alineaciones, dicto las reglas y compro los jugadores". Que yo recuerde, nadie le llevó la contraria entonces.
 
Preguntado por el "golpe bajo" de Luis Figo, Luxemburgo eligió la opción más lamentable para responder. Dio una "larga cambiada" y se puso a hablar del partido contra el Zaragoza como si no hubiera oído bien al periodista. Podría haberse limitado a decir que Figo estaba mintiendo. O podría haber optado por un tono más jocoso. Juan Carlos "Toto" Lorenzo avisó que jugaría la semifinal de la Copa de Europa de 1974 con Ufarte, Gárate y Becerra en la punta de ataque, y luego anunció la táctica a emplear por sus futbolistas: "Voy a emplear una táctica perforativa de izquierda a derecha para socavar los cimientos del adversario". Pero, claro, Luxemburgo no tiene la retranca que sí poseía a borbotones el entrenador argentino del Atlético de Madrid. Si hubiera dicho "Figo tiene toda la razón del mundo, aquí quien hace las alineaciones es Florentino Pérez. Me las manda por fax veinticuatro horas antes del partido. Lo del pinganillo también es idea suya", habría quedado como un señor. De la otra forma nos queda una duda razonable. O quizás nadie tenga dudas ya sobre que este sea claramente el Real Madrid de Florentino Pérez.
A continuación