El negocio del deporte

El viejo truco del golfista galés

Juan Manuel Rodríguez
Menuda alegría les habría dado Luis Aragonés a los periodistas de "Daily Telegraph", "The Sun" o "The Guardian" si, al volver a ser preguntado de nuevo por aquel incidente que tuvo como protagonistas al trío formado por el propio seleccionador nacional español, Reyes (presente) y Henry (ausente), éste se hubiera levantado en plena rueda de prensa para enseñar su antiguo carnet de socio del Ku Klux Klan.
 
Hay un viejo aforismo que retrata muy bien a los malos periodistas y que dice lo siguiente: "Nunca dejes que la realidad te estropee una buena noticia". La tozuda realidad con la que chocan una y otra vez los colegas ingleses es la de que a Luis tal vez se le pueda acusar de muchas cosas, pero que sería realmente injusto colgarle el "sambenito" de la discriminación racial, y que ese hecho ha sido reiterado hasta la saciedad por futbolistas negros que han convivido con él a lo largo de su larga carrera profesional.
 
La impresión que extraigo de esta situación con la que Franz Kafka habría disfrutado de lo lindo es que los periodistas ingleses no han venido a España sólo con la intención de informar a sus lectores, oyentes o televidentes de lo que suceda en el estadio Santiago Bernabéu, sino a meterle de paso el dedo en el ojo a Luis, conscientes de que al entrenador madrileño no hay que azuzarle mucho para conseguir que salte. No lograron que nuestro seleccionador confesase algo de lo que nunca había sido culpable, pero a cambio obtuvieron un titular de cinco columnas cuando Aragonés se acordó de los "lobos ingleses" y del viejo imperio colonial.
 
Luis no fue capaz de sujetar su lengua y cayó por soberbia en una trampa (de la que tendrían que haberle advertido antes de ponerse delante de los micrófonos) que perjudica la imagen de España. Aquí sabemos muy bien que Luis no es racista, pero... ¿lo sabrán en Inglaterra? Me parece que la información que les llegará allí, a través de lo publicado en sus tabloides, es que España tiene al frente de su selección de fútbol al auténtico y genuino hombre de las cavernas, el eslabón perdido que Darwin buscaba con tanto ahínco. Esa circunstancia sí podía haber sido perfectamente evitada por la Federación. Luis tendría que haber preparado su táctica viendo antes alguna de las famosas ruedas de prensa que ofrecía el golfista galés John Benjamin Toshack cuando entrenaba al Real Madrid. "No comment", así de fácil...
 
"Posdata mural": Walter Samuel acaba de desmentir que quiera regresar al "calcio". El martes publicaban en Italia que el Inter de Milán estaba interesado en contratar al defensa argentino. ¡Esa sí que habría sido una "alegría galáctica", Florentino!
A continuación