El negocio del deporte

Décimas de segundo de la basura

Juan Manuel Rodríguez
Que no me venga ahora con milongas Vanderlei Luxemburgo. ¿Cómo que entiende a Morientes?... El Real Madrid no tiene por qué entender a sus futbolistas, pasaron a la historia ya aquellos tiempos en los que Raimundo Saporta les recomendaba que se cortasen el pelo y que abrieran una cartilla a su nombre en la Caja de Ahorros. El Real Madrid no es una ONG, y ni mucho menos cede el 0,7% de su presupuesto a las fichas de sus estrellas sino mucho más, muchísimo más. Por las palabras de Luxemburgo y las de Arrigo Sacchi diera la sensación de que Fernando Morientes se marcha y no es así: a Fernando Morientes le vuelven a echar tras haber demostrado en el Mónaco que es un extrardinario delantero centro, uno de los mejores en la actualidad.
 
Volvió al Real Madrid porque José Antonio Camacho le prometió que jugaría muchos minutos, y lo que ha jugado Morientes han sido las décimas de segundo de la basura. El Real Madrid no ha querido retener a Morientes y por eso él se marcha al Liverpool. De nuevo, craso error. Ya no sé si cuando Sacchi dice que tiene del "moro" la mejor opinión como hombre y como futbolista está en la misma línea del "apoyo total a Mariano García Remón". Su fidelidad hacia el "gato" duró cuatro días, de forma que yo pondría en cuarentena la opinión que Sacchi pueda tener sobre Morientes o sobre cualquier otro jugador. En cuanto a lo de que "es difícil retener a un jugador cuando quiere irse", el italiano olvida que el tocomocho es un invento español cien por cien. ¿Cómo que quiere irse?... ¡Ustedes le e-c-h-a-n!
 
Lo más tragicómico es el futbolista en quien han pensado para suplir a Morientes... ¡Portillo! El pasado 16 de diciembre Portillo declaraba lo siguiente: "No deseo irme de la Fiorentina en enero; en junio se decidirá mi futuro. En este período debo demostrar cuanto valgo". Parece que los dirigentes y entrenadores de la Fiore prefieren que Portillo no demuestre nada más y que se vuelva al Real Madrid sin tener que esperar hasta el cálido y lejano verano. No da la sensación de que el "Muller merengue", como le bautizó mi buen amigo Tomás Roncero, vaya a pasar a la historia del Calcio, sino más bien todo lo contrario. La Fiorentina es duodécima en el campeonato con veintidós puntos y está a veintiuno de la Juventus de Turín. Portillo no ha triunfado en un equipo mediocre, pero hay alguien en el Real Madrid que piensa que puede ser el suplente de Ronaldo en detrimento del máximo goleador de la Champions League. Empieza a secarse la flor.
A continuación