El negocio del deporte

"Caso Eto'o": una multa de risa

Juan Manuel Rodríguez
El Comité de Competición ha impuesto al futbolista africano Samuel Eto'o doce mil euros de multa por sus gritos de "Madrid, cabrón, saluda al campeón". Las matemáticas están precisamente para estas cosas: puesto que Eto'o repitió hasta en seis ocasiones diferentes su cántico, cada uno de los "Madrid, cabrón, saluda al campeón" le salen al camerunés por dos mil euros, al cambio unas trescientas veinte mil pesetas. ¿Cuánto ganará aproximadamente al año Eto'o?... ¿Cuatrocientos millones de pesetas?... ¿Quinientos?... Eso más los incentivos, naturalmente. Bueno, pues el Comité de Competición le ha sancionado a Eto'o con cuarto y mitad de uno de sus innumerables incentivos. Por ejemplo, el del "pichichi".
 
Alfredo Flórez se ha mostrado vivamente interesado en filtrar a la prensa que el castigo es ejemplar, el mayor en los últimos nueve años, pero si, como asegura textualmente en su resolución Competición, "la celebración de un título aumenta la repercusión que pueda tener una semilla de futura violencia", la sanción de Eto'o resulta ridícula, una auténtica estafa. Y resulta más ridícula todavía si, como explica el Comité que preside Flórez, el suceso se puede enmarcar en el artículo 86. O sea, que la cantidad podría haber ascendido a treinta mil euros. ¿De treinta mil a doce mil?... ¡Uhhh, qué miedo!... ¡Con un castigo como ése seguro que Eto'o volverá a pensárselo la próxima vez antes de insultar a nadie!
 
Joan Laporta alabó el comportamiento del Real Madrid aceptando las disculpas forzadas de Samuel Eto'o pero, al mismo tiempo, tras conocer la ridícula sanción impuesta por el Comité de Competición a su jugador, el Fútbol Club Barcelona mostró su malestar por considerarlo un "agravio comparativo". Y es que la Federación Española ha mal acostumbrado al club catalán a que sus imprudencias (el "cochinazo", sin ir más lejos) se queden, una y otra vez, sin el oportuno castigo. El Fútbol Club Barcelona podría haber tenido un comportamiento señorial optando por no mover un dedo, pero en su defecto ha preferido anunciar que asesorará al jugador sobre los siguientes pasos legales que tiene que dar. Es posible que esto acabe en el Comité Español de Disciplina Deportiva, y a lo mejor la multa se le queda a Eto'o en seis mil euritos. Mil euritos por cada uno de sus "Madrid, cabrón, saluda al campeón". ¡Viva la justicia deportiva!...
A continuación