Las nefastas cifras de empleo que claman por una apertura completa de la economía

José María Rotellar

Los datos de paro registrado (PR) y de afiliación a la Seguridad Social (ASS) del mes de abril han confirmado el grave deterioro en el mercado laboral que ha supuesto el parar por decreto la actividad económica. Ambos datos constituyen los peores de un mes de abril en la serie mostrada por el Gobierno e indican una destrucción intensa de empleo que va a dejar en una situación muy precaria a todos los españoles.

El Gobierno sigue insistiendo en su absurdo plan de reapertura que ellos llaman de "desescalada", que sólo contribuirá a arruinar más la economía. Debe abrirse cuanto antes y de manera completa, con prudencia, desde luego, pero de manera completa. El virus no se va a ir y no podemos mantener la actividad parada hasta que haya una vacuna. El Gobierno debería hacer test masivos para poder enviar a trabajar a los no infectados y, en todo caso, ser ahora previsores por si vuelven a producirse más contagios en otro brote, que se producirán mientras no haya vacuna, pero que si evitamos el colapso de la sanidad se podrán encauzar de manera más efectiva, evitando la triste cifra de fallecimientos que tenemos en España por dicho retraso en tomar medidas eficientes.

Si no se reabre, estos datos de paro, afiliación, los de la EPA, los del PIB, sólo serán el preámbulo del desastre al que nos llevará el Gobierno. De momento, abril ha dejado los siguientes registros:

Paro registrado (PR)

  • El paro registrado ha subido en 282.891 personas en abril (un 7,97% de incremento).

  • De manera desestacionalizada todavía sube más, al no aplicar los efectos del momento temporal del año: sube en 370.173 personas.

  • Unido al incremento de parados en marzo, en dos meses el paro ha subido en 585.156 personas.

  • El número de parados se sitúa en 3.831.203.

  • El incremento interanual es de 667.637 personas, un 21,10% de incremento.

  • Es el peor mes de marzo de la serie ofrecida (desde 2009), mayor que dicho marzo de 2009, el año de la mayor recesión de España de las últimas décadas. Esto muestra la profundidad de esta crisis económica, que será más profunda que la sanitaria como no se tomen medidas para evitar que se destruya el tejido productivo (y eso que no se contabilizan en paro registrado los ERTE, al ser suspensiones de empleo).

graf-1.png

Si no se logra mantener en pie el tejido productivo, la destrucción de empresas provocará que todas las personas afectas por los ERTE engrosen el paro registrado. Dichos afectados por los ERTE son 3.386.785 personas (3.074.062 por fuerza mayor), que, como decimos, si no se reabre rápidamente pueden pasar a ser definitivamente parados.

Y esa peor evolución del dato nacional se constata en cada uno de los sectores económicos:

  • Agricultura: 4.015 parados más.

  • Industria: 26.832 parados más.

  • Construcción: 25.055 parados más.

  • Servicios: 219.128 parados más. Es el principal sector de la economía y el más perjudicado por el cierre productivo. Dentro de él se encuentran el comercio, la hostelería, el turismo y el ocio, condenados al desastre según el plan económico de reapertura del Ejecutivo.

    graf-2.png
  • Sube el paro por sexos:

    • Masculino: 150.461.

    • Femenino: 132.430.

  • Sube el paro por edades:

    • Menos de veinticinco años: 31.262.

    • Mayores de veinticinco años: 251.629.

Seguridad Social (ASS)

La afiliación a la Seguridad Social bajó en abril en 548.093 personas (empleo destruido). No se contabilizan los ERTE’s, porque al ser suspensión de empleo siguen dados de alta en la Seguridad Social. Si no se salva al tejido productivo, con mayor liquidez y reabriendo la economía, esos afectados por ERTE’s verán destruido su empleo. Esos ERTE’s son 3.386.785 personas (3.074.062 por fuerza mayor), que si no se reabre rápidamente pueden perder definitivamente su empleo. El último día del mes se perdieron otros 111.775 afiliados.

  • Cifra de afiliados: 18.458.667

  • Es el peor mes de abril desde 2008 (inicio de la serie ofrecida).

  • Bajan los contratos:

    • Un 61,87% interanual en el mes (1.092.036 contratos menos).

    • Un 23,39% interanual en el cuatrimestre (1.618.868 contratos menos).

    • Los contratos indefinidos caen un 66,26% interanual en el mes.

      graf-3.png

Es más, si comparamos los afiliados del doce de marzo con los del 30 de abril observaremos que se han destruido 939.709 puestos de trabajo.

graf-4.png

Mientras, el ministerio de Trabajo presume de haber pagado ya 5.197.451 prestaciones por desempleo en abril, un 136,56% más. Esto no es una buena noticia de la que presumir, sino un drama. Querrán decir que han conseguido tramitar los expedientes de los ERTE, pero lo que subyace es el profundo deterioro del mercado de trabajo. Podemos apuesta así, con sus propuestas, por una sociedad subsidiada en lugar de por una sociedad que pueda labrarse su futuro, el cual le están robando con su paralización productiva.

Esto sólo es el principio de esta crisis. O se dota de liquidez a las empresas y se reabre la economía y se salva, así, el tejido productivo y, con ello, los empleos, o podemos adentrarnos casi en una depresión de consecuencias sociales extremadamente dramáticas, donde al menos la mitad de los afectados por ERTE podría perder para siempre su empleo, donde al problema del virus le añadiremos el paro y el empobrecimiento masivo, que mermará los servicios y, por tanto, perjudicará también nuestra esperanza de vida.

A continuación