Acoso al PP

Pásalo, Sopena

José García Domínguez

Atención, mucha atención, al aquelarre que andan organizando para el próximo sábado: nuevos cercos tan generalizados como "espontáneos" contra las sedes del Partido Popular en toda España. Atención a Enric Sopena, que ya ha comenzado a divulgar la buena nueva desde su página web. Mucha atención al jefe de Informativos de Televisión Española en tiempos de la cal viva y las otras acciones humanitarias de Mister X que tanto complacieran a aquel culiparlante de León que aún no respondía por ZP. Ojo con él, porque, según propala a los cuatro vientos, unos "espontáneos" habrían decidido responder a la manifestación del próximo sábado en protesta por la excarcelación del carnicero De Juana.

Ojo, pues, porque van a montar otra noche de los cristales rotos, igualita que la del 13-M. Así, coincidiendo con la concentración autorizada que organizarán los populares en Madrid, el compañero Sopena dice saber que se producirán algaradas improvisadas y "espontáneas". Nuevas batidas de acoso e intimidación contra los afiliados del principal partido de la oposición, en "la que podría ser una espontánea convocatoria progresista ante la preponderancia de las manifestaciones de corte conservador y derechista". Convocatoria "espontánea" que, siempre según el publicista del PSOE, estaría "circulando en la actualidad" a través "de mensajes de móvil"; reclamos anónimos de los que, por lo demás, el primero y único en tener casual conocimiento ha resultado ser el bueno de Enric.

Ojo, mucho ojo: se repite similar guión e idéntico cuadro de actores que en la muy progresista violación de la Ley Electoral que precediera al desembarco de Zapatero en La Moncloa –los extras, huelga decirlo, también habrán de salir de los tercios de reemplazo callejero ya bregados en la pasada Jornada de Reflexión–. Y es que apenas se percibe un único cambio en el libreto original, quizás un inconsciente homenaje al Marx del XVIII Brumario –"La historia se repite, primero como tragedia, luego como farsa"–.

Porque si entonces fue Montserrat Tura la encargada de injuriar a los dirigentes del PP, acusándolos de organizar un golpe de Estado, su papel de gogó de la kale borroka se lo ha robado ahora un tal Miguel Buen (buen dinero se ha ahorrado el tío en libros de Historia de España). Ese mismo Buen que atribuyó al partido de Miguel Ángel Blanco maquinar otro golpe de Estado, el segundo en tres años; golpe calcado de un tercero que, según él, auspiciara la CEDA contra Azaña.

Y mientras, Sopena, a lo suyo: "El 10 de marzo manifestación ante la sede del Partido Popular para llamarles mentirosos en recuerdo del 11-M. Pásalo".

A continuación