PNV

Cabeza de vasco

José García Domínguez

La Comunión Nacionalista, toda, tanto la adscrita a la parroquia vasca como la feligresía del rebaño identitario catalán, se ha apresurado a denunciar por usurpador a Patxi López. Así, la Esquerra, la misma que impide gobernar a CiU, de largo la candidatura más votada en Cataluña, considera un intolerable atentado contra la voluntad popular que PP y PSOE hayan procedido de idéntico modo en Vitoria. Compungidas lágrimas de cocodrilo que comparte con la propia CiU. Y es que Artur Mas entiende muy tonificante para la salud del parlamentarismo que siete partiditos de lo más heterogéneo sumen sus respectivas debilidades en Baleares con tal de expulsar del poder a los conservadores; sin embargo, se le antoja afrenta inadmisible contra el sufragio universal que las dos grandes fuerzas nacionales establezcan un acuerdo similar en el País Vasco.

Como suelen, algo toscos en las formas aunque cristalinamente transparentes en el fondo, sus iguales del PNV ya andan apelando al racismo braquicéfalo de Arana con tal de denunciar la traición de los vascos y las vascas a las vascas y los vascos. Pura sinécdoque irreconciliable con la democracia liberal, su tribalismo ontológico acaba de confesarse por boca de Joseba Eguibar. En su línea, o sea sin dejar que lo sutil riña con lo elegante, Eguibar ha regurgitado que PP y PSOE se disputan el "trofeo" de Ibarretxe, ya que "la cabeza de vasco todavía se aprecia en España". Pues, como es fama, su sucesor, el esquimal Patxi López, pasó toda su infancia en Egipto y, aunque por costumbres y dieta se sienta australiano, posee la nacionalidad tibetana.

Eso se nota, sobre todo, en la forma de la cabeza, como bien denuncia Joseba. Que por algo ya Telesforo de Aranzadi demostró, entre txiquito y txiquito, que "la postura de la cabeza y la forma general de la quijada es en el vasco la menos animal de las existentes". Hallazgo pionero al que un bilbaíno coetáneo suyo, el sarcástico liberal Aranaz Castellanos, añadiría el siguiente corolario inmortal: "Quitéis las boinas y tocarvos un poco por la parte de arriba. Aplastao tenemos el cerebro igual que un plato, de la costumbre que nuestros antepasaos tenían de llevarse piedras grandes de un lao pa otro cuando vivían en las cavernas (...) Toquéisvos también el cogote. Como salido pa fuera tenemos y más desarrollao que los españoles".

Que los dioses te sean propicios, Patxi. Lo vas a necesitar.

A continuación