Ya llegó el calentamiento

Fray Josepho

–¿Cuándo demonios vendrá?
–Ya.

–¿Pero va a llegar o no?
–Llegó.

–¿Qué es, pues, a lo que me enfrento?
–El calentamiento.

No era un bulo ni un invento:
¡estamos de enhorabuena!
En brazos de Filomena,
ya llegó el calentamiento.

A continuación