La sátira

Súbdito obediente

Fray Josepho

Me dicen que no beba si conduzco
y que, sin conducir, tampoco beba;
que haga gimnasia o fitness, que me mueva,
y tome un poco el sol, que estoy blancuzco.

Que si el colesterol no lo reduzco
la muerte por infarto se me lleva;
que a darle al cigarrillo no me atreva,
y que hay que usar condón si la introduzco.

Me ponen discos vírgenes con canon,
me ponen la conditio sine qua non,
y hasta me ponen cuernos, si me dejo…

Me ponen un impuesto en cada vicio,
y en Navidad –que ahora es "el solsticio"–
para cenar me ponen un conejo.

 

A continuación