La sátira

Sonetos desatinados

Fray Josepho
(Primer soneto)
 
Incompetente, torpe, necio, nulo,
hipócrita, tendente a la impostura,
chapucero, incapaz, cabeza dura,
enredador, bocazas y garrulo.
 
Adicto bochornoso al disimulo,
partidario del veto y la censura,
de sí mismo cruel caricatura
y últimamente, incluso, un poco chulo.
 
Cantinflas, informal, pelmazo, zote,
correveidile, pánfilo, cazurro,
cantamañanas, romo, pasmarote...
 
No califico más, porque me aburro.
Les dejo el desatino de su mote:
no se llama Francisco, pero es “Curro”.
 
 
(Segundo soneto)
 
Capacitado, culto, inteligente,
diplomático experto y efectivo,
negociador tenaz y persuasivo,
sutil, agudo, lúcido y solvente.
 
Fidedigno, honorable, competente,
oportuno, leal, resolutivo,
salvaguarda de España, combativo,
simpático, sociable y buena gente.
 
De perfil progresista en lo ideológico,
atractivo de frac y de chaqué,
talentoso, brillante y antológico...
 
Pues este es también Curro. Así lo ve,
aunque parezca absurdo y paradójico,
Su Excelencia Rodríguez Zetapé.
A continuación