La sátira

Soneto con euro y carcaj

Fray Josepho
Los artículos que publica en este periódico Amando de Miguel, bajo el lema de “Errores y erratas” son todos tan estupendos como —felizmente— discutibles. El pasado día 14 salió uno titulado Lo que no son euros son puñetas. En él, don Amando hace unas consideraciones sobre el nombre de nuestra moneda. Y remata con este párrafo, que me permito copiar:
 
«Cuidado que resulta diáfano lo de “Lo que no son pesetas, son puñetas”. Traducido a euros, resulta un monstruo léxico. Para empezar, no hay ninguna palabra que rime con euro. Por lo menos, otra de muy difícil rima, carcaj, tiene una que le va: herraj. A ver quién es el majo que hace un soneto con euro y carcaj
 
Pues ahí va el soneto; además, con dos posibilidades para los tercetos:
 
Buscando alguna rima en -oj y en -aj,
en tozudo y febril contrarreloj,
pergeño este soneto a pedicoj,
haciendo mis neuronas casi herraj.
 
Pocos vocablos hallo en mi carcaj
(tallado, por supuesto, en duro boj):
me quedan, como mucho, trojalioj
y, rebuscando más, quizá borraj.
 
No acierta en este caso don Amando,
pues, aunque escasas, hay rimas en jota,
y un consonante tengo para el euro:
 
se trata de un molusco lento y blando,
que acabo de adoptar como mascota,
y que se llama —pobre— el anfineuro.
 
Segunda posibilidad para los tercetos:
 
Poco a poco el soneto va acabando
y, con lo bien que riman las pesetas,
no encuentro consonante para el euro...
 
Tiene razón el docto don Amando:
“lo que no son pesetas son puñetas”,
y este parné de Europa es... puñeteuro.
 
Nota: Todas las palabras usadas en este soneto aparecen en el diccionario de la RAE, a excepción de puñeteuro, que espero que no tarde en en ser admitida.
So
A continuación