Se me enamora el alma con Pablemos

Fray Josepho

Después de la entrevista (y las fotos) que ha publicado el suplemento Magazine Fashion & Arts de La Vanguardia, mi opinión sobre Pablo Iglesias ha cambiado.

Estás enamorándome, Pableras.
Tu pelo. Tu barbita. Tus diabluras.
Tus gestos. Tu piñata. Tus posturas.
Tu ropa. Tus palabras. Tus pulseras.

Ay, Pablo, qué buenorro. Qué guaperas.
Qué cuerpo. Qué estilazo. Qué costuras.
Qué rojo. Qué rebelde. Qué locuras
haríamos tú y yo, si tú quisieras.

Vivamos juntos, Pablo, algunas horas,
románticas escenas turbadoras
con música de arpas y de liras.

Me chifla cómo posas. Cómo eres.
Tu ojos. Tu sonrisa. Tus poderes.
Y el aire fashionable que transpiras.

A continuación