La sátira

Romance de Amenábar

Fray Josepho
Amenábar, Amenábar,
joya de la progresía,
paladín del lobby rosa,
héroe de la pegatina,
campeón del "no a la guerra",
pancartero de valía,
que tanta pasión pusiste,
con comediantes, artistas,
juglares, faranduleros,
cantautores, estrellitas,
histriones, mimos, farsantes,
extras, comparsas, coristas,
intelectuales de cupo
de los pesebres de PRISA,
presentadores, poetas,
titiriteros pancistas,
demagogos con micrófono,
filoetarras, mariquitas,
expertos en "pasaló",
abajofirmantes, divas,
nenes de papá y niñatos
de los que la LOGSE cría,
en que llegara al Gobierno
el Partido Socialista.
 
¡Cuánto sufriste, Amenábar,
tú y toda tu cofradía!
¡Qué malos tiempos pasasteis
en el periodo aznarista!
Aunque os dieran subvenciones,
aunque os pagaran películas,
aunque os concedieran premios
y os hicieran cortesías;
vosotros, escrupulosos,
llenos de grandeza cívica,
si bien cogíais la pasta
de la derechona inicua,
lo hacíais con una noble
displicencia progresista,
con esa elegancia estoica
—que tanto os caracteriza—
de artistas comprometidos,
incluso hasta cuando trincan.
 
¡Qué ejemplo de dignidad
ante la cruel tiranía!
Menos mal que Zetapé
puso fin a la ignominia
y ya te dan, Amenábar,
lo que nunca recibías.
Televisión Española
se postra a tus pies rendida
y, con despliegue inaudito,
promociona tu película.
Con uno de los Bardem
—rancio clan de rojería—
podréis ir a Jolivú,
meollo capitalista
de la nación más odiada,
a que os den una estatuilla.
 
¡Tu película, Amenábar,
valiente y heroica cinta,
que eleva a digna de mérito
la conducta de un suicida!
Parapléjicos, lisiados
y otras gentes impedidas,
que están en sillas de ruedas
o en la cama de una clínica,
te agradecen, Amenábar,
que les des una salida.
¿Para qué seguir viviendo
y gastando medicinas?
¿Para qué despilfarrar
dineros que servirían,
por qué no, sin ir más lejos,
para que hagas más películas?
¿Para qué aguantar parálisis,
paraplejias, perlesías,
pudiendo ir al otro barrio
de forma caritativa?
¡Al hoyo los paralíticos!
¡Que renuncien y desistan
de esa extravagancia facha
que es el apego a la vida!
¡Por fin llegó para todos
la solución progresista!
¡Vámonos ya "mar adentro",
que Amenábar nos convida!
A continuación