La sátira

Rivera, Domingo y Robles

Fray Josepho

Albert Rivera, José Domingo y Antonio Robles son los tres diputados al Parlamento catalán que ha conseguido sacar Ciutadans, el Partido de la Ciudadanía. Todos los comentaristas han subrayado la importancia de que unos "aficionados" rompan el cerco que los medios de comunicación catalanes y el establishment político de esa región les han puesto. Y que lo hagan, además, en tiempo récord. Es evidente que los nacionalistas, aunque todavía no los ven como unos enemigos peligrosos, los odian. Por el momento, el odio generalmente se trasluce en desacreditarlos, en calumniarlos o en fingir que no existen ni ellos ni sus denuncias ni sus propuestas, cosa que cada vez van a tener más difícil. O en mandarles a los paniaguados energúmenos a que los agredan y les boicoteen los actos públicos, honor que comparten los Ciutadans con el PP. Lo llamativo es que Piqué, que debería ser su aliado natural –no sólo por la mera fraternidad emocional entre apestados políticos, sino también, desde un punto de vista práctico, para tratar de hacerse con su apoyo en las elecciones generales– es quien con más saña los ataca.

En fin, con el ovillejo que va a continuación quiero saludar la llegada a la vida política española de este grupo de valientes ciudadanos.

– ¿Quién a Montilla exaspera?
– Rivera.

– ¿Quién le hace a Mas dar respingo?
– Domingo.

– ¿Y a Piqué asesta mandobles?
– Robles.

Son tres, son libres, son nobles,
son un soplo de ilusión,
son Ciudadanos, y son
Rivera, Domingo y Robles.

A continuación