¡Quisiera hacer huelga feminista!

Fray Josepho

No aguanto ser fraile. Mi sueño es ser monja.
Maldigo mi pene, rejón patriarcal.
Quisiera quitármelo. Venderlo en la lonja.
Mejor: destruirlo, por germen del mal.

No quiero mi pene. Detesto que exista.
Mi mundo sería perfecto sin él.
Me impide mi sueño de ser feminista.
O ser la madama de un rico burdel.

Maldigo la sórdida porción que me cuelga,
que me hace machorro, grosero y viril.
Con este instrumento no puedo hacer huelga
contra el patriarcado tirano y cerril.

A veces, mirándomelo, colérico, pienso:
¡qué horrible castigo me ha dado el Señor!
Y para más inri, me lo ha dado inmenso,
lo cual es, si cabe, castigo peor.

Por eso, mujeres, mi apoyo os declaro.
Me solidarizo. Tal es mi actitud.
Y en fin, comprendedme: si no voy al paro,
se debe a un obstáculo de gran magnitud.

A continuación