La sátira

Palinodia

Fray Josepho
(Este verano, dada la escasez de noticias, sucumbí a la tentación de alimentar mi musa con rumores. El caso es que en unos ovillejos publicados aquí, me hice eco de informaciones mal contrastadas sobre Carme Chacón, diputada del PSC y vicepresidenta primera del Congreso. Una cosa son las mofas sobre la actividad pública y otra son las pullas basadas en cotilleos de la vida privada. A pesar de que la figura política de doña Carme tiene muchos aspectos satirizables, yo me dejé llevar por el chisme. Pido disculpas a la diputada socialista y a las demás personas nombradas en mis coplas)
 
Como currante, fallo, pues me agoto;
como donjuán, no valgo una peseta;
como gourmet, he de ponerme a dieta
y, como pobre, juego al bonoloto.
 
Como fraile, flaqueo en lo devoto;
me sobra prosaísmo como esteta;
como juglar, me excedo por la jeta,
y soy, como rapsoda, un boquirroto.
 
Como ejemplo, mejor no se me imite;
como adalid, no siempre estoy al quite
y, como opinador, tiendo al panfleto.
 
Cedí a la tentación de “Aquí hay tomate”,
y quiero, doña Carme, como vate,
pedirle mis disculpas en soneto.
A continuación