La sátira

Oda al liberado sindical

Fray Josepho

Liberado blando, liberado tierno,
comprometidísimo con este Gobierno,
mientras por el mango tenga la sartén:
a ti los autónomos te importan un cuerno
y el pobre parado... ¡A ese, que le den!

No das palo al agua desde hace la tira;
tu suave sobaco sudor no transpira;
flojean tus músculos por la flacidez...
¿Te acuerdas del curro? ¡Parece mentira!
¡Qué mal lo pasabas, mecachis en diez!

El uno de mayo saldrás, por supuesto,
tras una pancarta, con un manifiesto
y dos exigencias para Zetapé:
que no haya recortes en el presupuesto
para Comisiones ni para Ugeté.

Irás con la masa de manifestantes
(habrá intelectuales, actores, cantantes...
de a los que los yanquis les dan repelús),
chillando coléricos, lo mismo que antes,
en contra de Aguirre, de Aznar y de Bush.

Sobre este Gobierno de crisis y paro,
dirás: "Compañeros, tengámoslo claro,
ni críticas duras ni provocación:
pues si se cabrean con nuestro descaro,
nos cortan el grifo de la subvención".

Liberado tibio, que pides el voto
para las izquierdas, con gran alboroto,
y chupas del bote detrás del carné.
Feliz liberado, me apuesto el escroto...
que sigues cobrando si manda el PP.

A continuación