La sátira

Margallo con Corinna

Fray Josepho

El diario El Mundo ha publicado que el ministro de Asuntos Exteriores, García Margallo, se reunió dos veces a finales de 2012 con Corinna zu Sayn-Wittgenstein, con objeto de pedirle su mediación ante ciertos inversores árabes. Poco después, el Ministerio desmintió que se hubieran encargado gestiones a la "amiga entrañable" del Rey, aunque no desmintió que el ministro se hubiera reunido con ella.

Margallo con Corinna. Dos reuniones.
Caramba. Dos reuniones. Qué sorpresa.
Asunto que me turba y me interesa:
Corinna con Margallo y sin Borbones.

Pero el ministro dice que gestiones
no le encargaron nunca a la princesa
(princesa o cortesana o vizcondesa
o lo que coño sea... ¡Mil perdones!).

Que no hubo mediaciones diplomáticas,
ni turbias tercerías enigmáticas,
ni España le pidió ningún servicio.

¿Por qué se vio Corinna con Margallo?
Por más que le doy vueltas, yo no hallo
ninguna otra razón que el puro vicio.

A continuación