La sátira

Los encantos de Moscú

Fray Josepho
(El director del Instituto Balear de Turismo dimitió tras asumir “la responsabilidad del error” de cargar como gastos oficiales siete entradas al “Rasputín”, un club de alterne de Moscú, durante el viaje de una delegación del Gobierno balear que encabezaba el presidente, Jaume Matas)
 
Los inclementes fríos moscovitas
son tórridos según donde te metas;
y es que en el “Rasputín” los proxenetas
te ofrecen la mejor casa de citas.
 
En ella, esculturales señoritas
—eslavas de lascivas carnes prietas—
enseñan, desenvueltas, sus... facetas,
y te dan el calor que necesitas.
 
No vuelvas de Moscú sin ir de putas
con algunos cachondos compatriotas,
sin parientas, con vodka y sin corbatas...
 
Relájate y verás cómo disfrutas;
pero, eso sí, los gastos los anotas
y le pasas la cuenta a Jaume Matas.
A continuación