La sátira

La vice en biquini

Fray Josepho

Antes de leer mi soneto, deben echar un vistazo a esta fotografía que reproduce la versión digital del diario El Mundo.

Esa altivez de acero destemplado.
Esa protoglacial temperatura.
Esa mirada inexorable y dura.
Ese desabrimiento atravesado.

Ese rigor desértico y ajado.
Esa desapacible catadura.
Ese mohín de rabia y apretura.
Ese carácter apergaminado.

Esa severidad en la quijada,
de emperatriz arisca y estirada,
ajena al griterío del vasallo.

Ese plantarse ahí, desafiante,
con tenso e impertérrito desplante.
Y ese biquini... En fin, mejor me callo.

A continuación