La verdadera intención del papa Francisco

Fray Josepho

El Papa ha concedido una entrevista exclusiva al muy piadoso y vaticanista diario El País. En ella, entre otras cosas, ha dicho que "Latinoamérica está sufriendo un fuerte embate del liberalismo económico", que "los sistemas liberales no dan posibilidades de trabajo y favorecen delincuencias", y que "esta economía mata".

Sería demasiado terrenal mostrarle a Bergoglio los estudios internacionales sobre libertad económica, en los que únicamente un país iberoamericano, Chile, ocupa una posición destacada.

Pero, siendo esto tan evidente, ¿por qué el Papa asume discursos que solo le granjean elogios por parte de Pablo Iglesias y otros líderes de la izquierda comunista o chavista?

En fin, este periódico ha intentado explicarlo en un editorial. Pero, con todos los respetos por el editorialista de esta casa, se equivoca. Yo les daré la clave de las aberrantes posturas políticas y económicas del Papa.

Lean.

Acaso el Papa yerra en lo económico,
quizá no está acertado en lo político,
quién sabe si patina en lo analítico
o solo sufre un caos taxonómico.

A lo mejor ensaya para cómico,
quizá su rostro es sólido y granítico,
tal vez es un bocazas jesuítico,
o hay en su coco un fárrago astronómico.

En fin. Que no les venza la zozobra,
pues todo es una astuta maniobra,
con intención benévola y precisa:

¡El Papa solo quiere que la izquierda
se ocupe de su alma, no se pierda,
y todos los domingos vaya a misa!

A continuación