La sátira

La llamada

Fray Josepho
—«¿La Casa Blanca? ¿Aló?... Soy José Luis.
Ya sé que has arrasado en los comicios
(incluso destrozando los auspicios
de la cadena SER y de El País).
 
¡Estáis, tú como Cheney, que os salís!...
Debemos, pues, mostrarnos más propicios
y soslayar rencillas y prejuicios:
¡Congratuleichons, George, que allí decís!
 
Me pide Moratinos que te exhorte
a empezar a forjar, sin vasallaje,
una sólida unión de igual a igual.
 
Dime qué piensas tú. No te dé corte.»
—«...si quiere usted dejar algún mensaje,
hable a continuación de la señal...»
A continuación