La sátira

La garzonalia

Fray Josepho

El domingo hubo una manifestación en Madrid contra el “linchamiento” de Baltasar Garzón. La encabezaban algunos de los titiriteros de siempre (Pilar Bardem, Juan Diego Botto, Marisa Paredes, Lola Herrera...), pero también los sindicalistas de plantilla (Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez), el mandamás de IU (Cayo Lara) y hasta algún desangelado socialista, como Zerolo. Detrás, la aguerrida militancia de la extrema izquierda, siempre obediente a la consigna.

 
Ya va, con su habitual parafernalia
de tricolor, pancarta y necrofilia,
la turba que al juez-astro siempre auxilia
y cuyo sufrimiento alivia y palia.
 
Ayunos de sapiencia y didascalia
y en brazos de la prevaricofilia,
lo aman mucho más que su familia,
y chillan por la injusta represalia.
 
Hay mucho artista y mucho contertulio,
y mucho sindi-cráufor del peculio
que untaba Zapatero por su auxilio.
 
Y allá que van, retando al decibelio,
mitad revolución, mitad sepelio...
Faltaba nada más querido Emilio.
A continuación