La sátira

La estrategia de Rajoy

Fray Josepho

Tuviste mucha fama de hombre astuto.
De manejar los tiempos. De estratega.
Tu condición flemática y gallega
te hacía no alterarte en absoluto.

Pensaste que debía darte fruto
sortear con cintura la refriega,
no mojarte al jugar la manga riega
y hacer de Don Tancredo irresoluto.

Te creíste las loas estupendas
de Arriolas, de Florianos, de Marhuendas...
y seguiste tu método suicida.

Ya estás, como político, difunto.
Pero lo peligroso del asunto
es que arrastres a España en tu caída.

A continuación