La sátira

La bandera de España

Fray Josepho

No porque en Trafalgar fue la derrota;
no porque fue en Lepanto el vencimiento;
no porque enarbolándola me siento,
sin asomo fanático, patriota.

No por la larga historia que denota;
no por verla agitarse con el viento;
no por ser el símbolico ornamento
de una nación que ya está casi rota.

No porque cuando ondea en tierra extraña
puedo soltar suspiros, ay, de España
y nostálgicamente me conturbo.

Todo se va acabar, y a la bandera
la única función que ya le espera
es la de emblema típico del furbo.

A continuación