La sátira

Ínclita y célebre Leire Pajín

Fray Josepho
(Según elconfidencial.com, la secretaria de Estado para la Cooperación Internacional, Leire Pajín, protagonizó hace poco un memorable numerito en un avión de Iberia. La joven jerarca venía a Madrid desde México y, junto con dos subalternas que la acompañaban de regreso de la misión diplomática, aprovechando que las bebidas son gratis en la “business plus class”, se dedicó a trasegar descomedidamente cubalibres de ron. La copiosa libación dio lugar a conversaciones en voz alta y risas más propias de una taberna que de un vuelo intercontinental. La juerga acabó cuando las tres insignes y solidarias adalides de la “Alianza de Civilizaciones” se quedaron profundamente dormidas. Despertaron en Barajas, y cuentan que su aspecto al salir del avión era de lo más impresentable.)
 
Líder política
transoceánica:
tránsito alígero
desde el confín.
 
Íntegra, enérgica,
grácil y jóvena,
ávida de éxitos:
Leire Pajín.
 
Séquito cómplice,
núbiles féminas,
tríada célebre
sube al avión.
 
Sírvenles cálices,
gélidos témpanos,
cítricas láminas:
cola con ron.
 
Hábito etílico,
júbilo alcohólico,
dipsomaníacas
¡venga a trincar!
 
Pídense múltiples
pócimas líquidas:
pónense cárdenas
de trasegar.
 
Público escándalo,
falta de escrúpulos,
típica jácara:
farra de alcohol.
 
Púberes próceres:
crápula anárquica...
¡Qué zapatético
su descontrol!
 
Férvida, eufórica,
cínica y rúbea,
cócteles pímplase
en business class.
 
México, indígena,
mísero, exótico,
híbrido hispánico,
queda detrás.
 
¿Hámagos, vértigos,
náuseas, vómitos?...
Póngase cómoda;
calme su sed.
 
Túrbida, lánguida,
párpado hermético,
tiéndase plácida:
duérmase usted.
 
Próximo aeródromo,
límite, término,
pósase el bólido
ya en su país.
 
¡Álcese, rápido,
ínclita héroa!
Péinese, arréglese...
y hágase un pis.
A continuación