La sátira

Feliz año 2013

Fray Josepho

El año en que no hay sollozo
y el paro al fin se reduce.
El año que nos conduce
a la salida del pozo.
El año del alborozo,
en que el brote verde crece:
¡dos mil trece!

El año en que se modera
la presión separatista,
y el partido socialista
la unión de España abandera.
El año en que no se espera
ni el desguace ni el despiece:
¡dos mil trece!

El año en que se concluye
el despilfarro económico,
y el chiringuito autonómico
se desploma y se derruye.
La necedad disminuye
y la sensatez florece:
¡dos mil trece!

El año en que se resuelve
(sin importar quién se queme)
el crimen del 11-M.
Que el juicio a abrirse se vuelve,
que al inocente se absuelve...
¿Y el culpable? ¡Pues que rece!
¡Dos mil trece!

El año de la esperanza
en baldear la inmundicia
de las Salas de Justicia.
Y el año en que la enseñanza
un nivel decente alcanza,
y al joven ya no entontece...
¡Dos mil trece!

Mi optimismo es insensato
(bebí demasiado anoche).
Yo mismo me hago el reproche
de hablar sin tener un dato.
Pero soñar es barato:
¡a ver lo que nos ofrece
dos mil trece!

Que, al menos, no traiga daño,
queridísimos lectores.
Que no cause sinsabores,
ni produzca desengaño.
¡Les deseo feliz año
—que España se lo merece—
dos mil trece!

A continuación