La sátira

El ministro-yenka

Fray Josepho

¿Recuerdan la Yenka, aquella popular canción de los 60 que luego versionaron Enrique y Ana? "Izquierda, izquierda; derecha, derecha; adelante, atrás.. ¡Un, dos tres!" Pues al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ya le llaman el ministro-yenka. Su facilidad para desdecirse es pasmosa. Ya lo era cuando presidía el PP de Cataluña, región en la que triunfa como en ninguna ese estilo político de decir hoy una cosa y mañana la contraria.

Lo último, o lo penúltimo, del ministro-yenka ha sido afirmar por la mañana que había habido "algún exceso en las cargas policiales" de Valencia y por la tarde asegurar que se refería a excesos de los manifestantes. Después de esto, retiró la Policía Nacional para que los "indignados" valencianos corten calles y asedien domicilios de políticos a su antojo.
 
En fin, cualquiera que tenga tiempo para bucear en Google puede encontrar cambios de opinión de Jorge Fernández sobre un montón de asuntos: la inmersión lingüística, el Estatut... o la cuestión etarra. Aunque en este caso los peores desmentidos están por llegar. Me temo.
 
Cuando digo que sí por la mañana,
al caer el crepúsculo lo niego.
Por la noche lo afirmo pero luego,
pensándolo mejor, me llamo a andana.
 
De lo que he declarado esta semana
la semana que viene me despego.
Pues donde dije digo digo diego
sin que se me despeine ni una cana.
 
Desmiento el desmentido, me refuto,
y al cabo de una hora, o de un minuto,
vuelvo a cambiar de nuevo de registro.
 
Que sí. Que no. Que bueno. Que depende.
Mariano, que es gallego, ya me entiende,
y por eso me tiene de ministro.
A continuación