La sátira

El Imperio catalán

Fray Josepho

Reclaman que Mallorca, Menorca y Formentera
son suyas, e igualmente la Franja de Aragón.
Pretenden como propia la isla de Cabrera,
e Ibiza, por supuesto, y el viejo Rosellón.

Anhelan el dominio del Reino de Valencia
(que no lo llaman Reino: para ellos es País).
Y todo territorio, comarca o pertenencia
que el rey Jaime I regara con su pis.

Estiman como suya la montañosa Andorra.
Demandan de Cerdeña la villa del Alguer.
Por poco no reclaman Teruel y Calahorra
(quizás andando el tiempo las puedan pretender).

El Carche, que es de Murcia, lo tienen como suyo.
Las aguas litorales. El cielo catalán.
Las nieves y las lluvias (también se las incluyo
si caen en las tierras que en su dominio están).

Miquel Servent, usando la lengua catalana,
compuso genialmente la obra de El Quixot.
Leonardo no es da Vinci, porque le dio la gana
nacer en la muy célebre localidad de Olot.

Ferran de les Vermelles creó La Celestina;
El Cit era de Ampurias, que nunca de Vivar.
E integra sus Països (Picardo ya alucina)
el muy catalanista Penyó de Gibraltar.

A continuación