La sátira

El cortijo se derrumba

Fray Josepho

"¡Pumba, pumba, pumba, el cortijo se derrumba!"... Ese era el grito más coreado el pasado sábado en Sevilla en la multitudinaria manifestación contra el decreto de la Junta Andalucía que quiere hacer fijos a los enchufados de las empresas públicas. ¿Será verdad que el Régimen socialista andaluz, que parecía eterno, se está desmoronando?

Parece que se nos van
insalvablemente a pique.
No hay nadie que pronostique
la victoria de Griñán.
Neurasténicos están,
y ya en la calle retumba
el escombro y el cascajo...
¡Que el cortijo se derrumba
y nos va a pillar debajo!

Un Régimen que era fijo,
firme, inmutable y eterno,
y que ha ejercido el gobierno
como quien manda un cortijo,
es ahora un revoltijo
de desorden y balumba,
en un caos del carajo...
¡Que el cortijo se derrumba
y nos va a pillar debajo!

De la Borbolla (Pepote),
Manuel Chaves (el patán),
y por último, Griñán,
que no tiene ya ni mote,
que no encuentra quien lo vote,
y hasta su gente le zumba
con el mayor desparpajo...
¡Que el cortijo se derrumba
y nos va a pillar debajo!

En sus ferias y verbenas,
se ha disipado el glamour;
la histeria del Canal Sur
se palpa en sus tres cadenas.
Y aunque no creo que Arenas
los deje sin su trabajo,
y que su momio sucumba...
¡si el cortijo se derrumba,
a alguien pillará debajo!

A continuación