La sátira

El cóctel de las chatis

Fray Josepho

María Teresa Fernández de la Vega ofreció a la Presidenta de Chile un cóctel oficial  al que, aparte de la delegación chilena, solamente estaban invitadas mujeres. Unas doscientas, entre ministras, diputadas, altos cargos, representantes de la judicatura, de la cultura, de la educación, de los sindicatos, del periodismo etc., asistieron a este ridículo sarao pseudofeminista. Casi todas las asistentes eran del sector progre, porque, además, muy sensatamente, algunas representantes del PP declinaron la invitación. Sin embargo, Esperanza Aguirre, en uno de sus escasos errores políticos, avaló con su presencia el extravagante festejo.

¡Que hay cóctel feminista y sale gratis!
¡Que tenemos derecho por ser titis!
¡Que no importa la horrible celulitis
si somos cuotiprogres y locatis!

¡Que hay cóctel solamente para chatis!
¡Que al ingrato varón le den orquitis!
¡Que reviente, sin más, de prostatitis,
su vanitas –machista– vanitatis!

¡Que nuestros toscos machos –casi yetis–
se recalienten pizzas o espaguetis,
pues tienen hoy –por huevos– que hacer mutis!

¡Que pongan lavadoras y dodotis,
mientras nosotras, dándole a la glotis,
cenamos con la Vice por el cutis!

A continuación