La sátira

Detengan esta masacre

Fray Josepho

En el pasado mes de julio los seguidores de esta sección pudieron leer la batalla de sonetos que entablé contra Monsieur de Sans-Foy. Afortunadamente se produjo un alto el fuego, gracias a las presiones de Naciones Unidas, a las manifestaciones pacifistas y a la acción de los titiriteros del "no a la guerra". Pero este pasado fin de semana se han reanudado las hostilidades. Y ya no solo en sonetos, sino que, violando los acuerdos de Ginebra, se han usado estrofas de destrucción masiva. En ellas hay vejaciones personales, dicterios, injurias graves, versos subidísimos de tono y referencias de clara intención homófoba. Advierto a los menores de edad, a las almas sensibles y a los estómagos delicados que no deben seguir leyendo. Qué espanto. Solo personas como Willy Toledo o Pilar Bardem podrían detener este aquelarre de violencia.

SONETO ACRÓSTICO
por Monsieur de Sans-Foy

Furtivo de la métrica, poeta
Raquítico de ingenio y de talento,
Alumbra su satírico excremento...
Y aroma no le falta, a lo que excreta.

Juglar acomplejado o majareta...
Odiarme con un odio tan violento
Será tu distracción en el convento.
Envidia, porque escribo en La Gaceta.

Podrías aprender, si con modestia
Hicieras por fijarte, mala bestia...
Incluso los gañanes hacen rimas.

La Radio, donde sueltas alaridos
Los sábados, perturba los sufridos
Oídos de inocentes, que lastimas.

TERCETOS ACRÓSTICOS ENCADENADOS
por Fray Josepho

Metiéndote conmigo en un acróstico,
Obtuso cacovate perifrástico,
No tienes ni de lejos buen pronóstico.

Sosiégate, vascónico displástico,
Inútil como sparring pugilístico
E inhábil contra un sátiro monástico.

Ultrajas con tu estiércol estilístico,
Repugnas con tu crítica bombástica,
Das asco con tu apóstrofe sofístico.

Esconde tu memez dizque sarcástica,
Sumerge en pis la vaina camelística,
Ahógate en tu caca, que es fantástica.

No quieras adquirir grandeza artística,
Sin garbo, ni en el fondo ni en lo acústico,
Fregándote en disputa paroxística...
¡Ordéñame la pija, tipo rústico!

(Y toma un verso más, por la estadística.)

UNAS HUMILDES LIRAS
por Monsieur de Sanns-Foy

Si de mi baja lira
tanto pudiese el son, fraile pedorro,
que al vate que delira
cayérale un mamporro...
dormías en la Casa de Socorro.

Tan burdo sonsonete,
del arte de Calíope es parodia:
Es bomba del retrete
sin ritmo ni prosodia...
regüeldo de beata que salmodia.

Te pasas la jornada
corriendo tras la Musa inalcanzable,
y no te sale nada
ni bueno ni pasable
que puedas ofrecer al respetable:

¡Acude, corre, vuela,
traspasa la alta sierra, ocupa el llano
en pos de la mozuela!
...Y luego es un fulano,
un Muso, que te inspira por el ano.

DESAGRAVIO A LA LIRA
por Fray Josepho

¡Oh lira, estrofa insigne,
oh rítmico crisol de maravilla!
Non cures que m’indigne
si acaso te mancilla
un xuntaletras ruin e landrecilla.

Me toca a mí vengarte,
que ya non va a baxar fray Luis del cielo.
Habré de compensarte
del garrafal camelo
que fizo un trovador de medio pelo.

Un chusco vizcaíno
contigo cometió pecado grave.
Con su trovar cochino
manchó tu faz süave.
¿Pa qué se mete en liras, si non sabe?

Tus líricos acentos,
tus pies de clara luz paradisiaca,
tus blandos quebramientos,
aqueste los machaca
e tíznalos de feces e de caca.

¡Oh ilustre Garci Lasso,
si por ventura vierdes tal basura,
volvierdes al Parnaso
henchido de tristura,
de cuita, de dolor e d’amargura!

Al tal Sanfuá, por tanto,
que nadie se l’acerque, porque atufa.
Que cese ya el espanto
de su escriptura bufa
e que le den, sin más, por retambufa.

VAMOS POR QUINTILLAS
por Monsieur de Sans-Foy

Fraile ruin, fraile mezquino
que de rabia y de tocino
lleno estás a reventar:
No me vengas a tocar
las mis gónadas, cochino.

Tasca el freno desbocado
de esos versos chapuceros,
puercoespín ensotanado...
que el felino, entre pucheros,
suele salir escaldado.

Clericón que en este lance
te afanas por darme alcance,
cabalgando sobre el lomo
de tu insípido romance...
ándate con pies de plomo:

No te embales cual cometa,
pues, al no saber un pijo
del oficio de poeta,
darás con tu fea jeta
en el frío y duro grijo.

COLOFÓN EN TRISÍLABOS
por Fray Josepho

Perpetras
sencillas
quintillas
(o así).
Te muestras
faltoso,
celoso
de mí.

Qué largos
tus versos
-perversos-,
qué horror.
Yo en cortos
soy ducho,
y es mucho
mejor.

Repites
bravatas
baratas,
truhán.
Tontucio,
responde:
¿por dónde
te dan?

Tu popa,
con ojo
de rojo
chillón,
la enseña
parece
que mece
Japón.

Me retas
a duelo,
so lelo,
¿pa qué?
Si siempre
te llago
y te hago
puré.

Masoca
perdido,
querido
Sanfuá,
que gozas
del baile
si el fraile
te da.

Con tanto
desmadre,
mi Padre
Prior
suspende
mi estro,
por Nuestro
Señor.

No quiere
-me dice-
que atice
sin fin
a un pobre
Juan lanas,
pelanas
y ruin.

Lo dejo,
por tanto,
me achanto:
ya está.
Se aplaca
mi ira...
¡Respira,
Sanfuá!

A continuación