La sátira

Despedida para De la Vogue

Fray Josepho

Ya no estarás los viernes, pues José Luis no quiere,
soltándole a la prensa las trolas de rigor.
Y ya a tus modelitos, ¡tan fashion!, Mari Tere,
habrás de colocarles bolitas de alcanfor.

La prensa más adicta verás que no te elogia,
y el fondo de tu armario tendrá otra magnitud.
Se irá debilitando tu obscena demagogia,
e irá dejando el bótox tu frente en laxitud.

Sic transit gloria mundi, Fernández de la Vega...
Marcharte en este instante tampoco está tan mal,
sabiendo, sobre todo, que Rubalcaba llega
como un ajado espectro de tiempos de los GAL.

Se marchan los fantasmas y vuelven los espantos,
las momias se despiden; se queda el faraón;
Y a los dolientes súbditos nos quedan los quebrantos
y hacer, sin más remedio, de tripas corazón.

A continuación