La sátira

De Juana, a casa

Fray Josepho

El asesino etarra ha anunciado que esta semana deja el hospital y se va a su domicilio. Y que a ver quién tiene lo que hay que tener para impedírselo.

Porque le da la real gana;
porque le sale de ahí;
porque quiere y porque sí,
se va a su casa De Juana.
Aunque la atroz almorrana
todavía le lastima,
el hombre de paz estima
que ya está bien de hospital.
Y este Gobierno inmoral
volverá a hacérselo encima.

A continuación