La sátira

Caraduras nunca máis

Fray Josepho

Aunque menos numerosos que antaño y con mucho menor acompañamiento de titiriteros, intelectuales y fauna canora subvencionada, aparecieron los de la plataforma Nunca Máis para manifestarse contra los incendios en Galicia. A diferencia del caso del Prestige, en que estaba clarísimo que Aznar, Fraga, Rajoy y Álvarez Cascos habían hundido con sus propias manos el petrolero y habían desparramado a caso hecho el chapapote por las costas gallegas, en esta ocasión los nuncamaises no atribuyen la responsabilidad de los incendios a los gobiernos central y autonómico, más allá de algunas generalidades formularias y benignas. Asumen la teoría narbónica de la trama organizada y culpan de las llamas al mal perder del PP, a la deficiente política forestal de los anteriores gobiernos de derechas, al capitalismo internacional y, si se les aprieta un poco, al mismísimo George Bush.

Tantos Bardemes y Bottos,
Truebas y Manolos Rivas,
y tantos pibes y pibas
que montabais alborotos,
con fotos
y guirigáis...
¿a quién decís nunca máis?

Tantos Víctores y Anas,
Susos de Toro, Echanoves,
cursilirojos esnobes,
zocatos cantamañanas,
semilesbianas
y gays...
¿a quién decís nunca máis?

Tantos Javieres Marías,
Wyóminges y Tosares;
tantos antimilitares,
ecologistas sandías,
jeremías
y juláis...
¿a quién decís nunca máis?

Tantos cuotiprogres ricos
que brotabais como setas
y tantos ecolojetas
agitando en los hocicos
abanicos
y paipáis...
¿a quién decís nunca máis?

¿Contra quién las algaradas
a cuenta de los incendios?
¿Contra quiénes vilipendios,
reprensiones exaltadas,
y pintadas
con espráis?
¿A quién decís nunca máis?

¿A cómo están las tarifas
por las manifestaciones?
¿A cuánto están las ficciones,
subterfugios y engañifas
en las manifas
bonsáis?
¡Caraduras, nunca máis!

A continuación