Soneto

A una ministra de cuota

Fray Josepho
(Mientras el nuevo Gobierno posa para los fotógrafos)
 
 
 
Cuando, ya en la Moncloa, os hacen fotos,
de puro esponjamiento te alborotas,
y es que en éxtasis progre, grácil, flotas
desde que se trocó el terror en votos.
 
Zetapé sacó el cómputo de escrotos
y te tocó cartera por las cuotas:
muy pronto te saldrán hasta pelotas
–subalternos serviles y devotos–.
 
¡Ay, flor de los jardines socialistas!
¡Ay, dialogante hurí de Zapatitos,
de cuyo gabinete ya eres miembra!
 
Se dan en ti las tesis feministas
y sus más exigentes requisitos:
es decir, que te nombran por ser hembra.
 
A continuación