¿Qué Europa tiene futuro? ¿Qué futuro tiene Europa?

Federico Jiménez Losantos
El ministro de la Vivienda de los USA, Melquíades Martínez, en una reciente visita a España, se mostró claramente pesimista sobre la postura final de Alemania tanto en la OTAN como en la ONU con respecto al conflicto iraquí. Menos pesimista en lo material, aunque no en lo moral, sobre la postura final francesa, rusa o china, me sorprendió la seguridad con que se refería a Alemania. Ni siquiera contemplaba la posibilidad de cambio, de forma que cabe suponer que todas las mediaciones y sondeos se han estrellado contra la determinación de Schroeder y Fischer.

Pero USA no está sola. La gran mayoría respalda la línea de Londres, Madrid y Roma, que mantiene el principio de solidaridad democrática y atlántica. Los delirios hegemónicos de una Alemania en quiebra y una Francia ebria de minúscula “grandeur” han llevado a Europa, a la UE y al resto de instituciones a un punto de difícil retorno. A una crisis de definición que hace un año era imposible siquiera de imaginar.

Ahora es imposible imaginar otra cosa. Y no cabe fingir que la crisis puede desvanecerse con los últimos humos de la guerra. ¿Tiene futuro Europa contra los USA? No. ¿Tiene futuro una Europa partida en dos? Tampoco. Sin embargo, todo lo que no sea someter a Francia y Alemania al dictado de la mayoría será perder el tiempo. Y la coyuntura para esa hercúlea tarea no puede ser peor.
A continuación