PRISA o el intoxicador intoxicado

Federico Jiménez Losantos
Puede resultar grotesco, y sin duda lo es, que el partido político y el grupo mediático capaces de manipular de forma tan desvergonzada la masacre del 11M contra el PP, achacándole a Aznar nada menos que la responsabilidad directa del atentado por el respaldo político de España a la guerra de Irak, se escandalicen por unas páginas satíricas en la Red mucho menos salvajes que las que le sirvieron y le sirven para atacar a la derecha. Puede resultar obsceno, y sin duda lo resulta, que el Gobierno capaz de legalizar el matrimonio homosexual, de programar “piercings” de pene en el programa estelar de la Primera Cadena o de presentar a Aznar como “menstruación” en ese mismo programa, el de la excelentemente retribuída Julia Otero, proteste airadamente por un montaje en Internet de las ministras-modelos del Vogue en poses pornográficas. Pero lo que sobrepasa las más disparatadas esperanzas de quienes disfrutan viendo hacer el ridículo al PSOE o a PRISA es que un par de semanas después de que Mercedes Rico tuviera que pedir perdón a la Conferencia Episcopal por haber imputado a la web de la COPE ese supuesto montaje porno de las ministras de la cuota, que hay que estar mal de la cabeza para haberlo creído en serio, “El País” vuelva a las andadas y a las mentiras, imputándole ahora a los geniales humoristas de La Mañana de la COPE que utilizan, entre otros nombres, el de “El Grupo Risa dirigido por José Cable” los contenidos de otra página web que utiliza su nombre manipulado, sin su permiso ni su participación, para poner verde al Gobierno ZP y sus aliados políticos y mediáticos.
 
Por supuesto, en el mejor “estilo 13M”, la verdad no es ni objetivo ni obstáculo para las intoxicaciones del Imperio prisaico. Ya un paranoico progre que trabaja para Gabilondo publicó recientemente en “El País” una ridiculez de chequista aficionado fingiendo alarma por la proliferación de páginas web de derechas que, según el tal Berlín, preocupan a los “demócratas”, que son exclusiva y excluyentemente ellos: los chicos de PRISA. Pero hace falta ser merluzo para hacerles esa propaganda a unas páginas que hasta ahora no conocía casi nadie. Unos utilizan espacios o fórmulas de la COPE (no pocos deberían pagarme copyright) y otros de cualquier político del PP, como el “Manda huevos” de Trillo. Por supuesto, lo hacen sin permiso, como por desgracia sucede en internet. Y no creo que superen la virulencia de las páginas de izquierda o de extrema izquierda, algunas abiertamente proterroristas, que tanto divertían a los progres cuando estaban en la oposición. El de PRISA empieza a ser el caso del intoxicador intoxicado. Salvo que sea la forma de ir preparando el EGM, también conocido como Sermómetro, en cuyo caso la COPE debe de salir muy bien librada. Ya cerraron Antena 3 de radio. Al lado de eso, estas calumnias ridículas no dejan de ser juegos florales. Pero si el Imperio sabe cómo impedir que alguien use tu nombre en vano, por favor, comuníquenoslo. Nosotros, no.
 
A continuación