Polémica inauguración

Libertad de expresión en Cataluña: ¡a debatir en el Foro!

Federico Jiménez Losantos
Para nada bueno parece que vaya a servir el Foro de las Culturas de Barcelona. De momento, humillación para al Rey y a todos los españoles al negarse a tocar el himno nacional, allí donde toda música tiene su asiento y su minuto, y al colocar la bandera española en lugar no más preeminente que la de San Adrián del Besós, allí, donde todo símbolo merece respeto y consideración, salvo el símbolo del país que, oficialmente, acoge tan magno evento. No está mal, para empezar.
 
Tampoco el discurso contra la guerra de Irak de Clos y Maragall, suponemos que para afrentar a los cincuenta países de la Coalición internacional y para ahuyentar a todos los que no comulguen con las ruedas de molino izquierdistas o no sean militantes antisistema, de los de todo a cien o de todo a cien mil euros, según sean batasunos o saramagos. Todo anuncia que estamos ante la mayor farsa progre de la historia posmoderna, una especie de feria de noticias con la excusa de la cultura donde tan cultura será el cuscús como El Quijote y donde la noticia estará en la foto del mandamás con el cobramás, famoso por lo que sea siempre que sea de izquierdas. Ya ha dicho Clos que la derecha no tiene intelectuales, que debería darle vergüenza, así que podremos comprobar todos los días la pluralidad del evento, pagado por todos los ciudadanos de sus bolsillos, el de la izquierda y el de la derecha.
 
Pero aún tienen ocasión los aurigas del Foro –¿o sería más adecuado decir el Forro?– de desmentir los presagios cenicientos de los aguafiestas liberales. Nada más actual en la Cataluña hodierna que el Informe sobre los medios del Gobierno Catalán, un modelo de censura en todas las direcciones, de dirigismo oficialista y de amordazamiento de la diversidad. Teniendo tan a mano a todos los responsables del informe y a muchas de sus posibles víctimas, les sugerimos que lo conviertan en el primer asunto serio de debate, nacional o internacional, a su gusto. A lo mejor así el Foro sirve para algo. Si no sirve ni para eso, en Forro se quedará.
 
A continuación