Flaco servicio hace el CIS

Federico Jiménez Losantos
¿A quién sirve el CIS? Evidentemente, al Gobierno de turno. ¿Para qué sirve el CIS? Para convencernos de que la gente piensa lo que le conviene al Gobierno o al menos lo que le perjudica poco. Además, nos dicen siempre los sabios biempensantes, sus series de sondeos de la opinión pública nacional son interesantísimas, porque se hacen todos los medios y más continuidad y bla, bla, bla. Si valen por lo científico, sobra lo político. Y si valen por lo político, sobra la excusa de lo científico. Ver a Jorge Fernández ayer valorando las cifras de valoración de Simancas es un monumento a la hipocresía. ¿Qué es eso: un dato de opinión pública obtenido gracias a los impuestos que paga el ciudadano o la opinión de un político de un partido que se presenta a las elecciones contra el partido del otro político? Evidentemente, lo último. Y ya, ni disimulan. Puede ser verdad lo que cuentan, pero la representación es una afrenta a la ética y a la estética.

Por otra parte, es dudoso que la publicación de estos datos favorezca de forma inequívoca a Esperanza Aguirre y al PP, que es lo que sin duda intenta Jorge Fernández. El efecto de desmovilización que puede provocar en los votantes del PSOE puede contrarrestarse con el de los votantes del PP que den por ganadas las elecciones y se queden en casa. Si grave es el "efecto derrota", no menos grave puede ser el "efecto victoria". Al contrario, la aparatosa representación de la derrota de la Izquierda sólo puede movilizar a la Izquierda, que como es bien sabido no tiene una idea, ni un proyecto, ni un modelo de sociedad ni nada: sólo se moviliza contra la Derecha. A quince días de las elecciones, el numerito demoscópico le da tiempo a reaccionar al PSOE. Otra cosa es que no sepa hacerlo. Pero, en nuestra opinión, el CIS le ha hecho un flaco servicio a la campaña de esperanza Aguirre, que parecía muy entonada. Si la derecha vende la piel del oso antes de cazarlo, puede llevarse un zarpazo tremendo. Y no se olvide que, gracias al CIS, si el PP pierde ahora las elecciones ha perdido lo ganado, mientras que si lo hace el PSOE habrá ganado lo perdido, cuando es o debería ser justo al revés. Por lo general, el CIS sólo ha traído desgracias.


A continuación