Opinión

Castro y Chávez, felices. ¡Algo habrá hecho Zapatero!

Federico Jiménez Losantos
Si no se hubiera abandonado a la injustificada adoración de sí mismo, Zapatero tendría una perfecta ocasión de meditar sobre lo que ha hecho mal en esta cenagosa cumbre de Salamanca, seguramente la más siniestra de todas, aunque en la penosa cuesta abajo que desde hace años muestra eso que llaman “familia iberoamericana”. Pero se ponga como se ponga ZP y tenga ganas o no, se apasione o no, lamente o deje de  lamentar no haberse abrazado físicamente con el tirano castrista, el abrazo político sí se ha producido. Lo cierto y verdad es que esta cumbre salmantina es la del triunfo de las dictaduras de izquierda, y que ese triunfo se lo ha puesto en bandeja Zapatero.
 
Podrá decir ahora el Presidente del Gobierno que no, que sí, que no exactamente o que no era su intención. Podrá proclamar una cosa y la contraria, según su costumbre. Pero los hechos son testarudos. Y los hechos son que la dictadura cubana no ha dudado en felicitarse del “éxito político y diplomático” de la Cumbre y que Hugo Chávez ha salido diciendo que “un mayor nivel de acuerdo moral, ético y político” que el que tiene con Zapatero “es imposible”. Teniendo en cuenta que para la dictadura castrista su éxito es mantenerse encarcelando, torturando y enviando al exilio o a la morgue cuantos más cubanos mejor y teniendo en cuenta que la moral de Chávez la acreditan las bombas de sus esbirros contra las iglesias y los medios de comunicación críticos, amén de sus íntimas relaciones con todos los movimientos subversivos y totalitarios de América, está claro que Zapatero o es el mejor aliado de los tiranos de Iberoamérica o actúa como si lo fuese. Políticamente, tanto da.
 
Seguramente el índice de la idiocia de este Gobierno malhadado es que Zapatero proclame que en lo que más se ha trabajado es en la lucha contra la pobreza. Majadería inmensa. ¿Hay una máquina de fabricar pobres más eficaz que el socialismo? ¿Hay mayor pobreza moral y material que la que lleva casi medio siglo produciendo la dictadura comunista cubana? ¿Hay un país que con más medios materiales produzca más miseria que el régimen chavista? ¿Hay algún otro que haya sido capaz de dilapidar su capital histórico como lo ha hecho Argentina bajo el peronismo? Pues bien, a esos modelos de cómo no se debe gobernar, a esa fórmula de arruinar personas, familias y países ha rendido homenaje la Cumbre de Salamanca, cumbre de alcantarillas, cumbre de arenas movedizas, cumbre que es charca, cumbre por debajo de las ciénagas, cumbre a imagen y semejanza de Zapatero, cumbre del abismo vertiginoso por el que está despeñando a  España.
A continuación