Armesto hunde a Valiente pero él no flota

Federico Jiménez Losantos
Aunque se especulaba con un acuerdo de todos los miembros de la CNMV en 1999 para dejar al inspector Vives por mentiroso, Fernández Armesto se ha salido del apaño, si es que lo hubo, y ha dejado a Pilar Valiente no sólo por mentirosa sino en una complicadísima situación judicial. Es evidente que en lo sustancial Vives dijo la verdad, aunque la exagerase un poco a su conveniencia, porque es también evidente que él no hizo todo lo que podía o debía hacer para frenar en seco la carrera del afanador Camacho. Pero en todo caso cumplió con su responsabilidad en un grado infinitamente mayor que Valiente y que Armesto. Porque Valiente habrá mentido en lugar de explicar por qué le parecía mal la intervención en Gescartera, que era una salida lógica y razonable. Pero Armesto ha quedado también ante una gravísima responsabilidad personal y tal vez judicial, porque con los datos y argumentos de Vives y por su propia convicción personal, él debió forzar la intervención. O informar a sus superiores de Hacienda sobre la situación en la CNMV.

¿Es creíble que no lo hiciera? Rodrigo Rato aseguró el jueves en La Linterna que no supo nada del Caso Gescartera hasta que se produjo la propuesta de cambio a agencia de valores, con la entrada de la ONCE en la entidad. Puede ser verdad, pero resulta poco verosímil. Además de que dos jefes de gabinete suyos estuvieron de una u otra forma al tanto de Gescartera, seguramente en las hemerotecas quedan rastros de esos enfrentamientos en la CNMV que por lógica debían conocer Montoro y Rato. Habría cierta negligencia en su comportamiento si así no fuese, aunque esa negligencia les sería menos gravosa que la mentira, que cada vez se hace más presente en este asunto. Pero Gescartera no termina aquí. Armesto ha hundido a Pilar Valiente, ante la opinión y acaso ante los tribunales, pero él no ha quedado a flote. Y, por supuesto, el Gobierno tampoco está a salvo. Al revés, cada día tiene el agua más cerca de la muda boca.

A continuación