Aguantar el tirón abandonista

Federico Jiménez Losantos
Muchas cosas se le podrán reprochar al PP, pero no incoherencia en lo que se refiere al terrorismo etarra y a la defensa del orden constitucional ante el separatismo vasco. Le quedaba aguantar el tirón ante la defección del PSOE del campo constitucional y, de momento, lo está haciendo con admirable contundencia y con un discurso plenamente político y lleno de sentido común. Justo los dos elementos que han desaparecido del discurso de la izquierda española ante el reto rupturista del Pacto de Estella.

Tanto Mayor Oreja en la COPE como Javier Arenas en rueda de Prensa han manifestado la voluntad del PP de seguir actuando, aunque sea en solitario, en la lucha legal contra el terrorismo mediante la ilegalización de Batasuna y en la lucha política ante la opinión pública para sostener una alternativa que, para llegar a ser eficazmente política, debe comenzar por ser convincentemente ética. Y como suele suceder con Aznar casi siempre, es en las dificultades más evidentes y en las situaciones más inextricables donde los populares dan lo mejor de sí. Mejor es que lo contrario. Y vale más no pensar lo que supondría un seguidismo aznarista del abandonismo sociata. O pensarlo y, a la vista del PP, suspirar aliviados. Antes de seguir preocupados.
A continuación