PSOE

Felipe reloaded

Emilio Campmany

En el PSOE se han chalado. Se les ha ido la olla. Han perdido la chaveta. Creen que serán Felipe González, alias la "X", y Alfonso Guerra, el hermano de "mienmano", quienes evitarán la hecatombe. Es como querer salvarse de un incendio refugiándose tras un bidón de gasolina o pretender no ahogarse tras un naufragio agarrándose a una bala de cañón.

Felipe González se reivindica como el futuro porque fue elegido por la UE para formar parte de un comité de sabios, mientras acusa a Rajoy de ser el pasado porque es registrador de la propiedad y tiene el aspecto de un personaje galdosiano salido de un casino de pueblo del siglo XIX. Es posible, e incluso probable, que ser registrador de la propiedad no sea gran cosa. Lo que no cabe duda es de que es mucho más de lo que Felipe González pueda ser en toda su vida, aunque viviera siete vidas siete veces.

Siendo él presidente de Gobierno, haciendo ministros a gente como a Cosculluela, el de te lo juro por mi madre que a Cosculluela lo han hecho ministro, se organizó desde el poder una banda terrorista que secuestró, torturó y asesinó. Sus miembros, altos cargos algunos, aprovechando esa repugnante actividad, se forraron a cuenta de los impuestos de todos los españoles. De allí salieron también los dineros con los que luego se pagaron los silencios de quienes estuvieron dispuestos a cantar para que, contra él, no hubiera pruebas, ni entonces ni en el futuro. Creyó el baranda que así sería un ciudadano libre de toda sospecha, cuando el que se haya librado de la cárcel por los pelos no quita para que todos sepamos de qué ralea está hecho. Así, ahora se cree legitimado para aparecer en un mitin o en un periódico y presentarse como el protector de los pobres y el adalid de los débiles y menesterosos. Eso sí, después de haberse dejado convenientemente aparcada a la ex en un chalet de Somosaguas e ido a vivir con su amante a un piso de la calle de Velázquez. Es el paradigma del descamisado.

Él dirá que no es registrador de la propiedad, pero sí abogado laboralista y, sobre todo, que ha sido presidente de Gobierno. ¿Y qué? Como abogado apenas se estrenó y presidente de Gobierno también lo es Zapatero, que es todavía más inculto e ignorante que él. Y lo de formar parte del comité de sabios será por lo mucho que sabe de cómo nadar en las cloacas del Estado y salir luego de ellas oliendo a lavanda.

El caso es que los socialistas están convencidos de que esta campaña de espumarajos por la boca y rabietas de gorilas de lomo plateado puede darles rédito electoral. Y eso ya no es posible. Esta España de 2011 no es la de 1982. Ahora sabemos lo que fueron y sabemos lo que son después de haberse cargado el país dos veces. Esto no puede más que perjudicarles. Espero.

Nota del autor a un comentario de los lectores: Me corrige un lector diciéndome que lo de 'te lo juro por mi madre' se dijo de Corcuera y no de Cosculluela. No es posible comprobar si la maldad se aplicó a uno u otro. Yo la recuerdo dicha de Cosculluela, pero es posible que fuera del primero. En cualquier caso, para los dos está bien traída. Incluso se podría añadir alguno más, como Chaves, al que basta oír para darse cuenta de que de él también sería creíble. Ponga pues cada cual el nombre del ministro que le pete entre los muchos incompetentes que padecimos durante el Gonzalato. Yo, por mi parte, salvo superior criterio, me sigo quedando con Cosculluela. Emilio Campmany.

Emilio Campmany, jurista y analista político. Autor de Operación Chaplin (Algaida), Quién mató a Efialtes (Ciudadela) y Verano del 14 (Esteságoras).

A continuación